X-Iliado

Me encuentro en un viaje sorprendente llamado vida. Lo acepto y lo disfruto, aun las lagrimas y los dolores. Mas al mismo tiempo vivo en el exilio, lejos de muchas personas y cosas que amo y extraño. Pero no es asi siempre?

Saturday, April 09, 2005

Intermezzo

[Nota importante: la "ZZ" en italiano suena como "TZ". Ejemplo: Pizza - Pitza]

Cuando uno pide una orden de chilaquiles en este lado del Rio Bravo, lo que le sirven es algo que no se imagina. El concepto mexicano de chilaquiles es una serie de tortillas fritas primero y luego sambullidas en una salsa (sea esta verde o roja) a la que despues se le puede añadir crema agria, queso fresco, cebolla picada y, en algunos casos, carne de pollo desmenuzada, de preferencia pechuga. Se le suele acompañar a esta delicia con un buen pedazo de carne, como por ejemplo costilla, bistek o hasta una chuleta.

Lo que me sirvieron ayer en el restaurante fue deprimente. Un cuate del trabajo me dijo que fuera y probara los chilaquiles de ahi pues estaban poca-jefa. Esta no fue su descripcion realmente. Richard es norteamericano con raices latinas y el adjetivo exacto fue "No-Shit." Ahora que lo pienso la mejor traduccion del termino es "NO-Mames."

Pero continuando.

Lo que me sirvieron fue una mezcla de toritllas fritas, mezcladas con queso cheddar, huevo, chile verde y cebollas altamente acitronadas, casi negras. Me quede con cara de "Que PEDO?!?!?" Richard me vio a los ojos con felicidad y echandome unos ojos de "A poco no estan pocamadre?" Como decirle...

Lo que mas me sorprendio es que los que preparaban la comida (y dueños, segun me entere) son mexicanos y prefirieron hacer esta madre a la original, que segun me entere, no tenian ni idea de que hablaba. Fue ahi donde me dije: Pinche Richard tiene que saber que son chilaquiles de verdad.

Me quite la camisa ahi mismo. No se preocupen, tenia una camiseta abajo. Lo ultimo que deseo es que me deporten por causarle asco a la gente.

Busque tomates verdes, los coci junto con una cebolla y unos chiles verdes. Mollerlos en batidora, mientras por otro lado se habian cortado y empezado a freir las tortillas. Estando lista la salsa, la verti en una olla medio honda. La prueba del dedito confirmo mi exito con la salsa: estaba de cortacrudas. Momentos despues le eche las toritllas/ahora totopos y deje que se fuera evaporando el agua extra. Me puse a rayar queso, partir la cebolla. Tip especial: si no quieren llorar con la cebolla tienen de dos sopas: ponerse un rabito de cebolla en la cabeza o silbar todo el tiempo que la parten. Al estar listo esto: servi el plato, junto con el pollo.

Richard no supo que le pego. Aguanto el chile (sin albur) y adoro el platillo. Otras personas del restaurante lo probaron y dijeron que ya me puedo casar (ojala y fuera asi de sencillo). Y yo probe chilaquiles chidos.

FIN.
Moraleja: No hay moralejas, solo experiencias.

0 Comments:

Post a Comment

<< Home