X-Iliado

Me encuentro en un viaje sorprendente llamado vida. Lo acepto y lo disfruto, aun las lagrimas y los dolores. Mas al mismo tiempo vivo en el exilio, lejos de muchas personas y cosas que amo y extraño. Pero no es asi siempre?

Friday, May 06, 2005

Madre solo hay una

Tengo que aceptar algo: mis relaciones familiares son de la patada.

Mi relacion con mi padre es dificil. Cada vez que intento hablar con el, me trata como a infante de 6 años.
El trato con mi hermana mayor es tenso. Su relacion con su pareja (que ni puedo llamar esposo, pues ni casados estan) no me tiene feliz y ella se esfuerza en seguirla. Y no me agrada como trata a Omar, el mayor de sus hijos, volviendolo niñero de los dos hermanos menores, los cuales estas muy consentidos y maleducados.
Mi hermano menor me odia. Esa es la mejor definicion. Cuando decid estudiar mi segunda carrera, me mude al DF con mi padre. Mi hermano no lo tomo bien (sobre todo por que mi padre redujo la cantidad de dinero que aportaba a mi madre) y desde esa ocasion ha tratado de quitarme a toda costa cualquier cosa que pueda resultar mia.
Y por ultimo, mi madre, la parte a tratar en este post.

Algunos recuerdos con ella no son gratos. Recuerdo que en muchas ocasiones me sentia triste de niño y solo recibi sorna y repudio de su parte. Un recuerdo muy marcado es la noche en la cual mi padre le dijo a mi madre que se iban a divorciar. Recuerdo que pelearon mucho (a puerta cerrada) en su cuarto y al final mi padre salio de ahi, enojado, saliendo de la casa. Mi hermana y yo nos asomamos, solo para ver a mi madre llorando. Al vernos nos abrazo y nos dijo que lloraramos con ella. Asi lo hicimos. Yo tenia 7 años, mi hermana 9 y hi hermano menor apenas en el vientre estaba. Le pregunto de esa noche y mi madre solo responde con la siguiente frase: Yo nunca llore por tu padre. Mas los albumes de fotos estan repletos de fotos con siluetas recortadas, las cuales corresponden con mi progenitor y tocayo.

Y lo pero de todo es que con ella, no he sentido un cariño real. A mi hermana la quiere por ser ella y por sus hijos. A mi hermano lo quiere pues el ha sido el menor y el que siempre ha sido mas apegado (y mantenido) a ella. Y su reciente hijo la tiene encantada. Mas yo... Soy el que tiene que comprar su cariño. Literalmente.

Desde que he podido trabajar (y recuerdo), mi madre me ha pedido que la apoye economicamente. Cada vez que he podido, lo he hecho. Cuando he recibido buena paga, la apoyo mas. Y recuerdo que cuando no he podido, se vuelve hosca y cortante. Como si lo unico por lo cual me quiere no esta ahi.

Y todo esto biene a colacion del 10 de mayo. Aca en EEUU se celebra el segundo domingo de Mayo. Se va a organizar pachanga aca en casa de la abuela. Carne asada, mojarras fritas, ensaladas, cheesecake (esa es mi aportacion, en la chamba me los dan mas baras) y mucho chupe (como buenos mexicanos). A mi abuela le compre una coleccion de CDs de Javier Solis, uno de sus favoritos. Mas me siento extraño acerca de mi madre. Mas aun, si le debo de hablar.

A mi madre la he estado apoyando economicamente desde aca, mas en estas ultimas fechas, ha surgido la posibilidad de que haya un recorte en el personal del trabajo. En caso de que algo malo suceda, necesito tener un guardado extra para mi bien. Por lo cual decidi no enviarle dinero a mi madre en esta ocasion. No lo tomo bien inicialmente. Despues me volvio hablar mas no me encontro, pero aprovecho para dejar mensaje con mi abuela y decirle que era urgente que le hablara. Eso hice, mas sabia por donde iba la pedrada. Me dijo que sin el dinero no podia hacerla, que estaba muy necesitada y muchas cosas mas. Me negue. Le dije que cuando puedo, se apoya, mas ahora necesitaba ahorrar. Cito que mis hermanos exigian que la ayudara. Ahi me moleste, mas no perdi la compostura. Explique de nuevo que cuando se puede se ayuda, y que recordara quien ha sido quien la ha apoyado todo este tiempo. Y en ese momento me dijo lo que mas me dolio: entonces no tengo nadie quien me ayude.

Asi es, soy nadie para mi madre.

Me molesta el hecho de que mis hermanos exijan, pues ellos estan viviendo en la casa (mi hermana vivia por su lado, pero por no pagar la renta la corrieron y se fue a asilar a la casa. Mi hermano dijo que una vez que trabajara iba a bajar las perlas de la virgen. Ahora arguye que la ayuda es para su hijo.) y sin aportar. Se claramente que muchas veces el dinero que daba iba directamente a la boca de sus otros polluelos.

Estoy celoso?
Estoy dolido?
Estoy cansado?

Tal vez. Pero la duda fuerte viene ahora. Debo de hablarle el 10 de mayo para felicitarla?
Dudo y existo.

3 Comments:

At 1:44 PM, Blogger Isis said...

Soy solo una extraña que pasaba por los Blogs y lei tu articulo del dia de las madres.

A la familia no la escogemos. Y tener respeto es bueno, aunque no se tenga amor.

Yo creo que en cuestiones de la familia a veces no hay que tomarse todo tan a pecho. Ellos son asi, dificiles, uno tampoco es todo bondad, mejor sobrelleva la situacion. Llamarla o no.. piensa mas bien si ella espera que la llames. Si es asi, hazlo tempranito que es cuando aun esta de buenas. Usa el tono de voz mas amable que puedas y no digas mucho, haz preguntas, deja que ella se explaye si tiene algo que decir, y no digas nada sobre dinero a menos que ella lo haga, mantente en tu posicion de que en cuanto puedas la apoyaras.

Me imagino que dificil debe ser para ti esa situacion. Ella es humana, es imperfecta, antes que madre es un ser humano, y no porque sea tu madre debes esperar que sea la mama solicita y hogareña de los comerciales en la tele. Ella es como es y punto. Si puedes amarla asi como es, bien, si no, solo demuestra respeto, y no te cuestiones todo el tiempo los hechos del pasado. Por salud mental vive cada dia y empieza cada dia de cero. Si los demas no te aprecian, ellos se lo pierden y tu te lo ahorras, pues a pesar de ellos tu tienes quien te quiera.

Un abrazo.. una desconocida.

 
At 7:15 PM, Blogger The dark clone said...

Hola Héctor

Precisamente el dia de hoy platicaba con un amigo que dice que no le iba regalar nada a su madre en su dia porque realmente no sentia cariño por ella debido a que en su infancia y adolescencia no hizo mas que ningunearlo y manipularlo para sacarle dinero a su papá. Y solo te puedo comentar lo que le dije a el: Que si realmente sentia y le nacia aunque sea felicitarla pues que lo hicera, en caso contrario lo mejor era ser honesto con el mismo y no hacerlo.

Yo creo que si bien es triste que tu propia familia tenga esas actitudes uno no puede ni debe sentirse culpable al respecto, y mucho menos triste, por que el del problema son ellos y no uno mismo. Afortunadamente tengo una madre que me ha apoyado en lo que ha podido y creo que no me puedo quejar, ya que siempre me pudo haber ido mucho peor, mis padres tambien son divorciados y muchas veces fui testigo de sus pleitazos, pero la verdad es que a la fecha ya no me interesa acordarme de ellos y hasta risa me dan ahora que los cuento.

Asi que toma lo mejor de la situación y no te preocupes por lo demás. Se que no es fácil pero si se puede. Y si los demas no te entienden que más dá, al final de cuentas cada quien es totalmente responsable de su propia vida y no puede ni tiene derecho a culpar a los demás de las desgracias que le pasen.

Esta es mi humilde opinion.

Saluditos

 
At 11:16 PM, Blogger Mauricio Angulo S. said...

La frase es "odiados y temidos por aquellos que juramos proteger".

De la forma que yo lo veo, se supone que los padres deberían enseñarnos a ser autosuficientes con el ejemplo, y que el poder contar con apoyo de los padres o familiares en los momentos difíciles debe ser una vía de dos sentidos, no de una. ¿No se supone que ellos ya tienen la edad, la experiencia y la madurez para hacerse cargo de ellos solos? ¿No vivieron ellos tiempos más tranquilos y sencillos que los que vivimos ahora? ¿Por qué entonces no pensaron en el futuro?

Al parecer hay muchos padres de familia que crían hijos como una especie de seguro: es dinero en el banco, riñones, pulmones y sangre para los parientes... como si la misión de uno en la vida fuera hacerles la vida más fácil a costa de la nuestra. Y entonces vienen los reproches y la famosa frase: "cuando tengas hijos entenderás lo que se siente".

Hay que romper el círculo. Todos tenemos derecho a llevar la vida que queramos, y no somos responsables por las carencias o errores de los demás, no importa que parentesco o afinidad compartamos con ellos.

Del día de las madres, mejor ni hablamos...

 

Post a Comment

<< Home